Origen de la Capoeira

La Capoeira es una danza popular brasileña, creada por esclavos africanos durante la época de la colonia portuguesa.

Puede ser vista, como un arte de defensa personal, sin embargo, esta definición dejaría fuera toda otra serie de elementos fundamentales que la conforman: la capoeira es danza, la capoeira es lucha, la capoeira es juego, es teatralidad, es canto y es música. Las letras de sus canciones, música y lenguaje corporal reflejan sus raíces culturales, históricas y filosóficas. La capoeira trasciende su naturaleza de arte marcial para transformarse en toda una expresión de resistencia y lucha, por parte del pueblo esclavo, ante la dominación portuguesa. Por todo esto, la capoeira es una expresión de vida, de una tradición y un folclore que reconocen como su valor más alto la libertad.

Por su historia marginal, asociada a siempre a los sectores más desprovistos de la sociedad brasileña, la capoeira fue perseguida y castigada por la ley, aún muchos años después de la abolición de la esclavitud. Es hasta el principios de 1900 que Mestre Bimba consigue abrir la primera academia oficial de “Luta Regional Bahiana” y, a través del éxito en diversos torneos de artes marciales, obtenido con su capoeira, consigue popularizarla y reivindicarla entre amplios sectores de la población, consiguiendo finalmente que sea declarada como deporte nacional de Brasil hacia década de 1930.

Nuestra danza es ejecutada tradicionalmente dentro de un círculo de personas (la roda), acompañada de berimbaus, panderos y otros instrumentos tradicionales. Sus canciones narran historias; su música indica el ritmo. En su conjunto, la roda expresa las convenciones y rituales que deberá respetar cada pareja al pasar al centro a improvisar su juego, su lucha. De allí que el acto físico de la capoeira resulte inseparable de todo su contenido artístico y cultural.

Hoy en día la capoeira se practica en todas las regiones del mundo, sin distinción de sexo, edad, origen étnico o posición económica. Debido a sus características multifacéticas, ha llegado a ser incluida como parte de la formación de actores y bailarines, adaptada para servir de método terapéutico a personas con capacidades especiales, ensamblada dentro de proyectos de desarrollo social y superación de la pobreza y, desde luego, incluida dentro del marco de enseñanza de los programas de educación física. Cada vez más, se le valora como una actividad deportiva, recreativa y cultural sumamente compleja.

Deja un comentario.